Us (Nosotros), tan arriesgada como irregular

Jordan Peele es un popular cómico estadounidense, que hace un par de años saltó a la dirección (y escribió) con la película de terror “Déjame Salir (Get Out)”, la cual fue un gran éxito de taquilla, además de ser aplaudida por la crítica (que la dejó de obra maestra) y de recibir varias nominaciones y galardones en los Oscars.

Pues bien, si por algo destacó (si se puede decir de esa forma) es por mi sinceridad, y aquella cinta me pareció una absoluta mediocridad, cuya “gracia” brillaba por su ausencia y a la que no le encontré sentido alguno. Hay muchas ocasiones en las que la crítica y yo no coincidimos, pero en este caso aún no logro explicarme qué vieron en una propuesta tan absurda y olvidable. Una de las películas más injustamente sobrevaloradas de los últimos años (o de la historia).

Pues bien, el bueno de Jordan nos ha traído otra propuesta de terror (aunque yo considero que es más suspense), la cual no tenía intención alguna de ver (y menos en cines) hasta que vi su trailer. Sí, la premisa era fascinante y encima estaba protagonizada por la gran Lupita Nyong’o, por lo que era casi imposible resistirse.

Y así ha sido, ya que he pasado por caja y ya puedo valorar como es debido esta nueva película del director, al que ya han catalogado como maestro del género de terror. Antes de empezar, destacar que las estimaciones taquilleras la dejan como un auténtico bombazo (no entiendo como Hollywood le ha dado tanto tiempo la espalda al público afroamericano, cuando es obvio que ahí había billetes), y ha vuelto a ser un rotundo éxito entre la crítica.

Pues bien, no estamos ante la mediocridad que fue “Déjame Salir”, pero confirmo, desde ya, que tampoco es ninguna obra maestra. Pero como siempre, vayamos por partes.

La dirección de Peele está muy lograda, pero en ningún momento me ha parecido magistral, aunque hay momentos destacables, como el de los “amigos”. Se nota que tiene mano para los momentos de tensión, pero la película no da nada de miedo, lo aviso (catalogarla como cine de terror me parece engañoso).

Por otro lado, el guion, del mismo responsable, presenta elementos interesantes y tiene un inicio prometedor, pero todo se queda en tierra de nadie, una vez rascas y ves lo que hay, gracias, sobre todo, a una explicación que no valoraré, por no hacer “spoiler”, pero que a un servidor ha dejado insatisfecho y con una sensación de incredulidad absoluta.

Y sí, detrás de todo diálogo y escena, hay un mensaje y una metáfora (sobre todo criticando a los Estados Unidos, ya que el título original, “Us”, también hace referencia a United States”), y se agradece la crítica social (y más en la era Trump), y quizás por eso la hayan aplaudido más de lo que se merece, pero creo que todo es demasiado evidente y predecible, y más simple de lo que se pueda pensar a priori. Como si fuese un envoltorio vistoso pero en su interior no fuera todo tan maravilloso.

Y hay elementos que son un arma de doble filo, como el humor, que hay ocasiones que está logrado (momento “robot” que ya está en bastantes hogares) y otros no tanto (los constantes chascarrillos del marido), y te acaban sacando un poco de la película y la tensión que intenta transmitir en el espectador. Está muy bien juntar sátira y humor, con suspense y terror, pero hay que saber hacerlo.

Respecto al reparto, todos están genial (desde los niños, hasta los amigos, pasando por el marido, visto en “Black Panther”, a pesar de ser el alivio cómico de la película y acabar siendo un poco cargante). Pero quien destaca sobre todo ellos es, cómo no, Lupita Nyong’o. No es osado decir que estamos ante una de las mejores actrices del momento, y es fascinante lo que hace con su “otra”, aunque es una pena que se haya desaprovechado ese elemento, ya que cada aparición de su lado “oscuro” es fascinante.

Una cosa es segura. Si nominaron al insulso y soso (y que tenía toda la película la misma cara) protagonista de “Déjame Salir” con un Oscar a mejor actor principal (sigo sin explicármelo), deben nominar a esta enorme actriz, porque le da mil vueltas a aquel pánfilo (que le he visto en otras películas, y actúa siempre igual). Si pasan de Lupita me voy a cabrear.

En conclusión, creo que es otro caso de película sobrevalorada, y me sorprende ver como llaman, sin rubor alguno, genio y maestro del horror, a su responsable. Sabe lo que se hace, y no es un cualquiera, eso está claro. Pero tampoco hay que pasarse, porque esto no es buen cine de terror y, a pesar de su prometedor punto de partida y de arriesgar, al final es una propuesta más, que se acerca más a la simplicidad y corrección que no a la genialidad que le quieren endosar, en un resultado tan vistoso e interesante como irregular. No obstante, se deja ver.

Pero como siempre, juzgad vosotros mismos.

Deja un comentario