No hacía falta nombrar a Kubrick – El tráiler de la secuela de El Resplandor revoluciona las redes

Sin ser objetivo, Kubrick es el más grande de los titanes del cine, su técnica cambio mucho las cosas y es gracias a él que hoy podemos disfrutar de grandes clásicos del cine. No es una locura afirmar que es una leyenda del cine, y así ha perdurado en la historia. Hablar de sus obras destacadas equivale ha hablar de casi toda su filmografía, pero hablar de terror equivale a nombrar el clásico del género “El Resplandor” dirigido por Stanley Kubrick en 1980.

No fue de extrañar (a nivel de marketing y ventas) cuando se anunció la secuela de “El Resplandor”, “Doctor Sueño”, una secuela que se sitúa unos cuantos años después cuando el niño Danny Torrance, esta vez interpretado por Ewan Mcgregor vuelve al hotel Hotel Overlook.

El nuevo tráiler ha revolucionado las redes, despertando el entusiasmo de algunos (cosa incomprensible para mí), la prudencia de otros y el enfado de algunos, y es en este ultimo grupo en el que me identificó yo. Enfado sí, enfado. Mi prudencia suele hacer que no hable de películas que no se han estrenado, o si lo hago, que sea un análisis objetivo de lo visto en tráileres y festivales, pero hoy vengo a romper esa regla y ha hablar del enfado que me ha provocado el tráiler.

¿Qué necesidad había de usar escenas de la cinta de Kubrick?

A pocos nos hace gracia una secuela de está película, y cuando he visto la estética he perdido todo el interés en ella, seguramente Flanagan buscará alejarse de la sombra de Kubrick (acertado por su parte), pero usar escenas de la película de Kubrick (literalmente frames sacados tal cual) me parece estúpido incluso a nivel de marketing.

Entiendo que quieran venderla como la secuela de la revolucionaria cinta de Kubrick, lo que no entiendo es con que intención se han cogido esas escenas, en la comparación probablemente pierda y no creo que sea lo más adecuado. Puede que vendan más, pero en la crítica fracasara si tiene un mínimo de Kubrick en ella.

Las compañías siguen jugando a reboots y secuelas innecesarias 20 años después mientras el público seguimos consumiendo esos productos innecesarios, siempre hay que guardar respeto hacía una compañía y una producción, pero esto ya empieza a oler feo. ¿Hasta cuándo pensamos seguir aguantando?

Deja un comentario