Los muertos no mueren – Su promocionado reparto no justifica esta tomadura de pelo

Hace un par de meses, salió el trailer de esta “comedia” de zombies, y la gente se volvió medio loca (siendo TT en redes sociales), por el reparto, más que nada. Pues bien, una vez estrenada, ha sido un sonoro fracaso (tanto entusiasmo para esto…) y las críticas se han quedado en tierra de nadie.

Yo he podido visionarla, y debo decir que estamos, de lejos, ante la peor película del año y, quizás, ante una de las peores películas de la historia. Y es que estamos ante una bobada vendida como lo que no es, lo que comúnmente se denomina, estafa.

El director y guionista de esta bazofia es el reputado (o eso dicen) Jim Jarmusch, famoso por realizar películas donde no sucede casi nada… el mal cine independiente, por decirlo de otra forma. Pues bien, ha sido más listo que nadie, y se ha rodeado de un plantel de intérpretes y rostros conocidos, para llamar la atención, y ya os confirmo que lo poco que ha recaudado ha sido gracias a los nombres que ocupan el póster.

La dirección de este buen hombre es sosa y carente de garra, y no hay ni un solo momento para el recuerdo. También es escandaloso que la película dure una hora y cuarenta minutos, y casi hasta la hora no suceda nada, generando el aburrimiento en el personal, gracias a una larga presentación de personajes que no interesa a nadie, porque, ¿qué sentido tiene introducir y dar minutos a personajes que van a morir en segundos y no van a aportar nada más al conjunto? Lamentable.

Y bueno, igual de mala que la dirección, es la historia, con personajes sosos y que parecen dormidos, escenas ya vistas en multitud de producciones zombies, y nada que aportar al panorama actual, como no sea aburrir hasta a las ovejas. El director se cree más listo que nadie (como vende humos no tiene precio pero realizando películas es otra historia…) y al final introduce un par de elementos absurdos para intentar sorprender al personal (que ya debe de estar durmiendo en esos momentos), pero nada más lejos de la realidad, ya que todo suena aún más ridículo y estúpido.  Y bueno, se vende como comedia, pero os aseguro que la gracia la tiene donde yo os diga. Otra estafa.

Y vamos con el promocionado reparto, autodenominado (manda huevos…) como “El mejor reparto zombie de la historia”. Cierto es que hay grandes actores (Murray, Glover, Buscemi, Swinton) o rostros populares (Selena Gomez, Iggy Pop), pero ninguno de ellos aporta nada al conjunto, y todos actúan con el piloto automático, sobre todo los dos protagonistas (Murray y Driver), que parecen robots y están como aburridos.

Creo que es adrede e impuesto por el director, pero es como si se les hubiese transmitido el hastío ante un film tan absurdo y prescindible como este. Y la mayoría de actores que ocupan el cartel de la película son cameos, conviene dejarlo claro. Me quedo con el reparto de (la estupenda) “El amanecer de los muertos”, que quizás no sean tan conocidos, pero tienen garra y emociones, no como los de esta película, que están todos dormidos. Engañosa campaña de marketing para vender más entradas. De nuevo, estafa.

Me hacen gracia las críticas positivas que ha tenido, cuando estamos ante un producto de serie Z, que con otro director y reparto desconocido, hubiese sido masacrado sin piedad, cuando la divertida y entretenida “Zombie Camp (Scouts Guide)” fue defenestrada y es mil veces mejor que la bazofia que nos ocupa. No entiendo nada.

En conclusión, estamos ante una absoluta mediocridad, vendida como una comedia, cuando no hay ni un solo momento gracioso y que a pesar de su duración tiene relleno innecesario (a la película le sobra una hora, y podría haber sido un corto de veinte minutos, porque, total, para lo que se quiere transmitir). Todo falla en ella, y no tiene nada positivo. Es obvio que los actores han aceptado, o por amistad con el director, o engañados, pero es una vergüenza ver tanto talento desaprovechado en un producto tan penoso.

Por mucho que seáis fans de los zombies y de algún actor del póster, ni se os ocurra verla. No creo que esté gustando ni a los seguidores del director, porque la jugada le ha salido rana, ya que ha querido vender una comedia de zombies con un gran reparto, y al final ha sido un fracaso sin gracia con un reparto desaprovechado. La peor del año. Avisados quedáis.

Deja un comentario