Entre el amor y la rabia | Crítica al 8×05 de Juego de Tronos

No se me ocurre mejor forma de titular esto, entre el amor y la rabia. Todos pensábamos que la batalla de Invernalia iba a ser el gran capitulo de la temporada, pero el 8×05 ha entrado robándose la atención de todo el mundo, pero en esta crítica quiero ir directo, sin rodeos ni parágrafos elaborados.

Lo mejor del episodio

Hemos visto una de las mejores direcciones de toda la serie, no solo en las escenas de acción, sino en las más intimas que es donde realmente brilla el episodio. Los momentos épicos han sido tratados de forma espectacular, el agobio que siente el espectador es muy real y después de tantos años con estos personajes es inevitable sentir una presión en el pecho con lo ocurrido. La estética es muy acertada, y la belleza está apoderada de un episodio muy oscuro.

La última escena entre El Perro y Arya ha sido el momento que los directores han querido evitar hasta ahora, probablemente para darle más fuerza a la misma, y pese a que eso no se justifique, sí que ha valido la pena.

Tyrion y Jamie han tenido la última despedida y el último momentazo de los hermanos Lannister, se querían pese a que toda la familia estuviese en contra de ese amor, y ahora Tyrion está solo del bando de quien mató a su hermano.

La pelea entre los hermanos Clegane ha sido sin lugar a dudas uno de los momentos que más recordaremos de la serie, el descubrimiento del verdadero rostro de la montaña ha sido precioso y toda la batalla se ha movido con aires épicos que olían a final desde el principio.

Este era el final de Jamie, todos creíamos que merecía un final feliz, pero este era el que merecía y el que debía tener. Definir los sentimientos del personaje es difícil, pero eso lo hace más humano que cualquiera, y por eso Juego de Tronos ha acertado de pleno.

Daenerys destruyendo la flota de Euron y arrasando las ballestas de la muralla, sin comentar la ocurrido después, este es uno de los mejores momentos que nos ha regalado la Reina de Dragones, un personaje cuya psicología va más allá de lo que nos imaginábamos.

Lo peor del episodio

La muerte de Cersei ha sido bonita, aunque totalmente indigna, y probablemente ha sido uno de los personajes más maltratados y menospreciados por los creadores de toda la serie, solo tiene un gran momento en la temporada, y se siente como ha sido tachada de villana, solo para “descubrirnos” que no lo era.

Jon, siempre justo y siempre luchando por el bien, pero es de lo más falto de personalidad que hemos tenido en la temporada, sus ideales se han basado en seguir a Daenerys sin hacer absolutamente nada, solo limitarse a observar desde una posición de no responsabilidad, es junto a Daenerys un rey indigno.

¿Daenerys Targaryen o la Reina Loca?

Su locura ha sido el clímax y el giro de esta temporada, su miedo y su inseguridad han sido explorados muy bien durante el transcurso de esta, pero eso no quita que todo fan del personaje (e incluso los que no lo somos tanto) se haya echado las manos a la cabeza al ver la locura en la que se sumergía.

Se ha convertido en lo que luchaba por destruir, y este es el gran ejemplo de la humanidad, como una gran persona y una prometedora reina es capaz de hundirse. Como decía el Joker de Heath Ledger: “Solo hace falta un mal día para que el hombre más cuerdo que existe enloquezca, esa es la distancia que separa al mundo del lugar en el que yo habito: un mal día.

Deja un comentario