Una Cersei irreconocible y un guion decepcionante | Crítica al 8×01 de Juego de Tronos

Por fin la espera ha llegado a su fin, la temporada 8 de Juego de Tronos llegó a nuestras pantallas la pasada madrugada con un inicio lleno de encuentros y momentos realmente esperados por los fans, pero lejos de la emoción ¿Ha sido un buen capitulo?

En primer lugar, necesitamos valorar que se trata de un inicio de temporada, y eso nos debe suponer que en cuanto a calidad será inferior que el final de esta. El capítulo no ha querido arriesgar ni sobresalir sobre los demás, se ha limitado a caminar de forma segura por unas tramas y situaciones que los fans querían ver.
La mayoría de estos momentos han estado protagonizados por la pequeña de los Stark, Arya. Hemos tenido su reencuentro con Jon, El Perro y Gendry, y también hemos visto el tenso reencuentro entre Tyrion y Sansa, que la última vez que se vieron ella lo abandonó en plena boda de Joffrey, justo después de conocerse su muerte. El guion por lo general ha sido poco destacable y pobre, aunque algunos de sus momentos consiguen erizar la piel del espectador.

Samwell Tarly

Un personaje de fácil empatizar para el espectador, es bueno e inteligente, y en este capitulo es con diferencia de lo mejor. En el final de la temporada anterior se enteró de la verdadera identidad de Jon, y no espera para decírselo, cosa que se agradece, no hubiera sido comprensible tener que esperar tres o cuatro capítulos para que Jon supiera quien es en realidad. Otro de los mejores momentos fue cuando Sam se entera de boca de Daenerys, que ella asesino a su padre y a su hermano al no querer someterse ante ella, esto hace que el personaje se cuestione la bondad de la Madre de Dragones, e incluso que incite a Jon a tomar la corona que le pertenece.

Arya Stark

Otro de los puntos fuertes del capítulo, protagonizó los encuentros más esperados, y se mantuvo fiel a la personalidad que tuvo en temporadas anteriores, cosa que no todos hicieron. Vemos a una Arya madura, y que pese a sentirse una Stark con orgullo, es una llanera solitaria a la que le cuesta mostrar afecto. Todos esperábamos más sentimientos con el Perro, a quien abandonó, pero lo cierto es que no hubiera tenido sentido que pasará, ambos se quieren sí, pero ninguno de los dos lo demuestra, ambos son igual de solitarios. Jon y Arya fue quizá el mejor encuentro que vimos, con un dialogo curioso y divertido sobre sus espadas, y con un mensaje familiar que solo los espectadores llegamos a entender del todo. Y por último Gendry, un personaje que a mí personalmente ni me va ni me viene, creo que se le quiso dar una importancia como “el heredero de Robert Baratheon” que ha ido perdiendo el sentido con el tiempo, su encuentro fue curioso y divertido, que nos dejo la incógnita de que quiere Arya que construya, pero lejos de ahí irrelevante.

Sansa Stark

Fría, inteligente y muy dura. Un personaje que gran parte de los espectadores odiamos en las primeras temporadas, y que su empoderamiento nos ha hecho amarla. Es fiel al Norte y a los Stark, y lo demuestra constantemente. Sus miradas a Daenerys despreciándola y su silencio al mismo tiempo recuerdan incluso a la Cersei de las primeras temporadas, quien esperaba el momento justo para apuñalar a quien se interponía entre ella y su objetivo.

Jon Nieve

En líneas generales el personaje se mueve bien en una actitud que ya habíamos visto en las temporadas anteriores. Su actitud durante el capítulo es un tanto pasiva, pero nada que moleste especialmente ni que desencaje con el personaje. Sí que es protagonista de la mayoría de los grandes momentos, pero no se siente como si él fuera quien los encabeza.

Tyrion Lannister

Poco lucido durante el capítulo, aunque protagoniza un par de momentos buenos y divertidos, en una sola escena consiguen que nos preguntemos “¿Este es Tyrion Lannister?”, una escena en la que Sansa Stark le recrimina que Cersei no acudirá a la batalla, y que parece estúpido al creer que sí, y es que realmente lo parece, ¿En que momento, después de todo lo ocurrido piensas que la reina Lannister es fiel a su palabra? Personalmente espero que el personaje no se estanque y siga demostrando la mente maestra que es.

Daenerys Targaryen

La “legitima” reina, de igual forma, que Jon, se mueve como lo hizo en temporadas anteriores, intentando demostrar que ella es la legitima reina y ganándose a los norteños. Durante la serie su trama, se ha ido desinflando, siendo la temporada 7, en la que menos se ha lucido la Reina Dragón, exceptuando un par de grandes momentos. No hay grandes cosas que comentar de ella en este capítulo, aunque sí que me despierta cierto interés ver como defenderá la corona ante Jon.

Cersei Lannister

Primero hay que aclarar que este personaje se encuentra en mi top uno de mejores personajes, así que seré especialmente crítico con el tratamiento que ha recibido en el primer capítulo. Como ya se esperaba su presencia ha sido mínima, pero también ha sido infantil, impropia e indigna. Empieza exigiendo elefantes, y se mantiene así hasta el final del capítulo, a todos nos gustaría un ejercito de elefantes, pero todos esperábamos una reprimenda al portador al venir sin ellos, en cambio, como si de una niña se tratará se centra en quejarse en voz alta. Se somete a Euron Greyjoy, después de una gran frase “si quieres una furcia cómprala, si quieres una reina gánatela”, decide acostarse con él y someterse a su voluntad, cuando perfectamente podría haberse negado, esta claro que le gusta la actitud de Euron, que no deja de ser prepotente y de bárbaro, que, desde mi punto de vista, no es la actitud que más le ha gustado a Cersei durante la serie.

Los Mormont – Lyanna y Jorah

Se vieron, probablemente no se reconocieron y ni hablaron. Una lastima la verdad, pese a no tener una gran importancia ambos son personajes que en lo personal me gustan mucho. Lyanna es una de las potenciales líderes del Norte en una situación hipotética (pero no surrealista), de que todos los Stark acabarán muertos o renunciando.

Otros personajes que quizá no son dignos de comentar en profundidad por su relativa importancia en el capítulo son Bran, que sigue con la actitud cuervo de tres ojos “super poderoso”, Jamie que tiene una breve aparición final, pero que consigue levantar los ánimos al espectador, Brienne que, pese a estar el Perro en Invernalia se opta por no darle ni una frase, y Bron, que pese a protagonizar el momentazo ballesta no impresiona su presencia, es un personaje que durante toda la serie parece que ha desarrollado afecto, pero que el único afecto que tiene es por el oro, nada que sorprenda, pero nada que no deje de ser propio del personaje.

El final del capítulo intenta impresionar al espectador, aunque consigue desencajarlo. La simbología es digna de análisis, y la escena no deja de generar cierta tensión, pero la resurrección sabe a poco y se hace predecible.

Como primer capítulo flojo, aunque no ha conseguido hacer que las ganas por ver como acaba esta gran historia decaigan.

Deja un comentario