Dinsey destruirá el cine, la compra de Fox por Disney

Disney, esa compañía amada por todos y convertida en los últimos años en la más influyente de todo el mundo. Digo esto sin exagerar, ya que aparte de su marca Disney, tiene en propiedad Pixar, Lucasfilms y Marvel entre otras, responsables de sagas como Toy Story, Star Wars y el UCM respectivamente, y recientemente se ha anunciado la compra de FOX por Disney, otra más para el saco.

La aceptación y el rechazo al acuerdo no ha tardado en aflorar, todos los fans de Marvel se han posicionado a favor de esta compra; integrar a los X-Men en el Universo cinematográfico de Marvel es algo que llevamos pidiendo desde hace años, y ahora que por fin se ha hecho realidad, nos damos cuenta de que la intención de la compañía es reiniciar toda la franquicia. El rechazo ha venido de los más críticos con la compañía, que creen que infantiliza demasiado todo lo que toca, aunque nada más lejos de la realidad. Películas como Pulp Fiction de Quentin Tarantino bajo la compañía comprada por Disney en 1993 “MIRAMAX”, salieron bajo su manto, y no cal decir que Pulp Fiction no tiene nada de suave.

Es muy probable que la compañía siga trabajando de forma independiente y que Disney se limite a pequeñas intervenciones (como la integración de los X-Men) y a establecer sus políticas de empresa. Aunque no he venido ha hablar aquí del mundo de los negocios, que me parece aburrido y poco interesante, he venido aquí ha hablar de cine.

¿Va a destruir realmente Disney el cine con esta compra?

No. Fin del artículo.

Si bien podría dejarlo ahí, y me parecería mas que justo voy a intentar argumentar el porque la gente cree esto, y porque no lo comparto. El monopolio de Disney, esa es la principal respuesta a “¿Por qué el cine corre peligro?”. Recientemente Netflix ha perdido sus series de Marvel (Daredevil, Punisher, Jessica Jones…) y ya se rumorea que estas películas pueden acabar en la nueva plataforma de Disney. Ahora restemos que Netflix pierde los derechos sobre todas las películas de Pixar, Marvel, Lucasfilms y ahora Fox, el hecho es que supone una parte importante del contenido, y Disney esta dispuesto a ofrecerlas por un precio similar, ¿Por qué no abandonar Netflix y cambiarnos a la nueva plataforma de Disney? Sí, tenemos las series originales, pero para muchos el cambio no compensa. Imaginémonos que Netflix se acaba, y lo mismo con HBO, PrimeVideo y otras plataformas. Disney poco a poco va creciendo y creciendo y absorbiendo más compañías, hasta que solo las independientes queden, y todas las grandes sean filiales de la casa de las ideas.

Una realidad distópica para todos los amantes del cine, que aparte de perder la variedad, tendríamos una gran empresa controlándolo todo. La competencia se acabaría y asumiríamos que la cartelera internacional la dictaría Disney, pudiendo coordinar un gran estreno cada semana. La competencia hace que exista el esfuerzo, y el conformismo y la comodidad hace que la calidad baje.

Aunque como ya he dicho antes, todo esto es una distopia irrealista, Disney tiene un gran poder, y quizá si quisiera hundir a Netflix podría hacerlo, aunque no creo que esto ocurra jamás. O eso espero. Disney nos ha traído grandes cosas, y confio en que todavía sea capaz de traérnoslas, la competición en la cartelera se vera reducida, pero no creo que se vea erradicada.

Deja un comentario